jueves, abril 27, 2006

Mer [2]

Hubiera querido quererte como quisiste alguna vez pero no pude. Tanto querer y se jodió. Te me volviste arena. Y te escurriste entre mis dedos para no volver jamás. Al perderte no me tengo. Sólo mantengo el gran recuerdo de que nunca fui. Nosotros es pasado. Pasado es lo que sueño. Sueño que existo y que no soy. Quiero ser tú. Tú no te dividiste en dos. Yo sí. Yo sé mentir. Y miento. Miento por que sueño que un nosotros sigue allí. Sueño también que el tiempo es nuestro y que me amas. Sueño tus bocas recorrerme el cuerpo y que al volverte mar me abrazas. Otras veces me confundo y sueño que la ola de otro cuerpo se parece a ti. Y es cierto. Busco, entre sus piernas, abrazarte. Pero ya no puedo. Te me fuiste. Te me vas. No estas. Tampoco estoy. Hubiera querido abrazarte hondo pero no pude. La marea de otro mar me ahogó.

5 comentarios:

Yiara Sofía dijo...

y que al volverte mar me abrazas...las olas de otro mar me ahogan...Bello Xavier,bellas imágenes que escenifican el ahogo total ante el amor desesperado y no correspondido, o tardío. Bravo!

MaReS dijo...

Ese ahogo que nos mata, que nos extirpa. Ojala encuentres nuevamente ese mar que tan bella musa te ha traido.
Saludos!

MeL dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
m.a.r.i.c.a.r.m.e.n. dijo...

Dividirse en dos...tal vez es totalmente logico dividirse en dos, el 'yo' que se entrega, y el 'yo' que dejamos en remojo, para cuando suba la marea, y venga la soledad, el sufrimiento sea soportable...y ese 'yo' se convierta en nuestra mejor compañia.

MeL dijo...

Me encanta...y lo sabes...