lunes, diciembre 01, 2008

no hay nadie en los balcones
que me mire en la comparsa de la noche
vistiendo de civil la anatomía del peligro
el cuerpo militar del pueblo que no sabe que marcha
o frena
entre pedal y la parada
por la crisis
repitiéndose como un ciclo de agua
.
nadie se asoma a plaudirme
y no quiero volver el cuello
.
la calle va vacía
.
nada sueña

3 comentarios:

Elidio La Torre-Lagares dijo...

/nocturno por la autopista/
No es sueño la vida
-Federico García Lorca


todos duermen en la tierra

vendrán los peces muertos a volar por el sueño
y aquel que se esconda con su cuerpo intacto
perderá los ojos entre las risas de las piedras.

subimos la montaña para beber el amanecer
o descendemos con la lluvia para hundirnos en los mares

queda la impostura,
el olvido y el espejismo:
fruslería de huesos mansos.

los alegres gusanos
comerán del rosado grasiento
en la piel de los cerdos

las luciérnagas quemarán estrellas en el cielo
y dormidos sobre las pajas de una escoba verde
nos tragaremos la tempestad del silencio

entre hebras de plata calla la misa
liturgia del descanso amargo
mientras la luna sonríe oblicua,
como quien hace una mueca

-E.L.T.L.

Emiliano Álvarez dijo...

No mames, qué lindo poema, cabrón. Me encantan los poemas breves que tienen fuerza.

Un abrazote.

Tajalapiz dijo...

Y no le falta razón, mejor no volver el cuello, la calle va vacía. nada sueña.