martes, diciembre 19, 2006

12/18/06

caminé lo suficiente como para darme cuenta que esta nostalgia de siempre no lleva un nombre propio, que esta nostalgia ha sido siempre la culpa desta soledad que va conmigo en la entrepiel. caminando quise una comparsa de pasos cerca, algo que me acompañara, que evitara este buscar en las miradas una muestra-calida-fugaz que me reviva un poco, que me obligue a deshacerme de la idea de que fui alguna vez y que a la vez no he sido. días como hoy tengo ganas de arrancarme la piel y tenderme en carne viva a la espera de un abrazo. yo sé de abrazos que han vestido a gente para siempre. yo sé que hay mil abrazos ropa nueva. yo sé que si me quito la piel muero. yo sé que soy cobarde, un egoísta, te juro que yo sé. y que trato aunque me duele, pero nunca lo consigo.

4 comentarios:

nicolececilia dijo...

"yo sé de abrazos que han vestido a gente para siempre. yo sé que hay mil abrazos ropa nueva"

yo necesito desos...

Anónimo dijo...

yo sé que es querer que te abracen.Esto de los brazos se ha vuelto una necesidad. También sé lo que es buscar miradas de afecto que me diga que aún existo, aunque mi existencia solo la reconozco si estás TU. Si encuentras esos abrazos dime porque mientras los días pasan cada vez los necesito más.

Angélica dijo...

Y yo sé de abrazos/ que te arropan sin cansarse/ que se cuelan por los poros de la piel/ y que huyen con nostalgia de su adentro/ pa' vestir otro cuerpo que se piensa que no ha sido./
Yo conozco abrazos como esos/ y aunque he esperado que me vista ropa nueva/ siendo cobarde y egoísta igual que tú presumes/ he conseguido consolar a mi nostalgia/ regalándole vestidos a mil cuerpos desnudos/ como el tuyo.

sankipanky dijo...

la nostalgia a uno le es tan inherente como esta manía por escribir, por contar historias en papeles, en bocas y besos... tan inevitable como esta cara que tenemos que aceptar todas las mañanas, que sobrellevar por las tardes, que regalar por las noches...
ahora que usas a pastor de moya, me dueles un poquito mas.
grandes abrazos desde este frío rabietario y bajo cero
r