martes, mayo 12, 2009

1:33am

.
ahora que las balas
han abierto el sueño como una papa lila en dos mitades
se me hace inevitable el filo de la pólvora
goteando un hombre en la distancia;
su terror al golpe de las manecillas
en cámara lenta, mientras cae
cerrándose el pasado sobre la oscuridad y el pavimento.
sin saber que su recuerdo será un número en la cifra de mañana
sin saber que su recuerdo es pura matemática y portada
de periódico, un visual de boletín del noticiero próximo
un sonido cortando la distancia,

esta interrupción que apagará el cansancio y el reloj
porque la gente duerme.

4 comentarios:

nicolececilia dijo...

ehhh me gustaaaa. extraño tu poesía y todo tu ser poesía.
te quiero!

Pablo Arroyo León dijo...

"goteando un hombre en la distancia;
su terror al golpe de las manecillas
en cámara lenta, mientras cae"

Mi fragmento favorito... ¿por qué será?

Norelis Angélica dijo...

me gusta mucho.

la_sombra dijo...

hola tu blog esta muy bueno te felicito
te mando un gran saludo desde medio oriente israel
http://elbohemiodelanoche.blogspot.com/